top of page

Depresión Estacional

Actualizado: 23 feb

La depresión estacional es un trastorno del estado de ánimo que se presenta en ciertas épocas del año, generalmente en el otoño y el invierno. Se estima que afecta a entre el 4% y el 6% de la población general, con una mayor prevalencia en latitudes más altas. Aunque la depresión estacional es una forma de depresión clínica, se diferencia de otros tipos de depresión por su relación con los cambios estacionales en la luz solar, que pueden afectar el equilibrio de los neurotransmisores en el cerebro y el ritmo circadiano del cuerpo.



Los síntomas de la depresión estacional son similares a los de la depresión clínica, pero se manifiestan durante los meses de otoño e invierno y disminuyen o desaparecen en primavera y verano. Los síntomas pueden incluir tristeza, irritabilidad, fatiga, cambios en el apetito y en el sueño, falta de energía, pérdida de interés en actividades que antes eran agradables, dificultad para concentrarse y sentirse desesperado o sin esperanza. Los síntomas también pueden ser más graves y duraderos en algunas personas.


La causa exacta de la depresión estacional aún se desconoce, pero se cree que está relacionada con la reducción de la exposición a la luz solar en otoño e invierno. La falta de luz solar puede afectar el equilibrio de los neurotransmisores en el cerebro, como la serotonina y la dopamina, que regulan el estado de ánimo y la función cognitiva. También puede alterar el ritmo circadiano del cuerpo, que es el reloj interno que controla los patrones de sueño y vigilia, el apetito y otros procesos fisiológicos.


Además de la falta de luz solar, otros factores que pueden contribuir a la depresión estacional incluyen la genética, el estrés, los cambios en el estilo de vida durante los meses de invierno y ciertas condiciones médicas, como la tiroides hipoactiva y la enfermedad de Lyme.

Afortunadamente, hay varios tratamientos efectivos para la depresión estacional. Uno de los tratamientos más comunes es la terapia de luz, también conocida como terapia de luz brillante. Este tratamiento consiste en sentarse frente a una caja de luz brillante durante unos 30 minutos al día. La luz brillante simula la luz natural del sol y puede ayudar a regular los niveles de serotonina y otros neurotransmisores en el cerebro. La terapia de luz generalmente comienza en otoño y se extiende hasta la primavera.


La terapia cognitivo-conductual (TCC) también puede ser efectiva para la depresión estacional. La TCC es una forma de psicoterapia que se centra en identificar y cambiar los patrones de pensamiento negativos y los comportamientos que contribuyen a la depresión. La TCC puede ayudar a las personas a desarrollar estrategias efectivas para manejar la depresión estacional y prevenir recaídas en el futuro.


Conoce los tips para combatir la depresión estacional.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page