top of page

El poderoso hábito de chocarte los 5

Actualizado: 23 feb



¿Recuerdas cuando el cansancio era simplemente una pequeña cortina de humo que desaparecía cuando un amigo o hermano te animaba a hacer algo y te decía: “vamos a por ello, choca esos 5”?

Tal vez no tengas que irte tan lejos, tal vez te sirva recordar aquel día haciendo deporte o sacando adelante un tedioso trabajo en el que un compañero te animo y puso la palma de su mano sobre la tuya, enviando rápidamente una inyección de energía y en ocasiones optimismo.

En la gran pandemia de estrés y problemas de salud mental que actualmente vivimos el desánimo , cansancio y falta de motivación o energía son tan constantes que acaban influyendo en como nos vemos a nosotros mismos y a nuestra vida. Influyendo así en nuestra autoestima y satisfacción.

Por eso cuando recientemente encontré el libro y estudio de Mel Robbins no dude en profundizar en el y en su aplicación a la psicoterapia y el coaching.

Puede que te suene muy extraño y evidentemente no es una fórmula mágica que solucionará todos tus problemas pero la ciencia nos ha dicho que mejorará tu bienestar subjetivo si eres capaz de mantener este hábito por un mes.

Vayamos paso por paso:

  1. Cada mañana después de cepillarte los dientes mírate al espejo. Hazlo tras lavarte los dientes porque es un hábito que ya tienes implementado y que realizas todas las mañanas. A este truco para crear nuevos hábitos conectándolos con otros que ya forman parte de nuestro día a día se llama: encadenamiento.

  2. Simplemente date unos segundos para mirarte, para reconocerte en el espejo y animarte ante tus emociones más difíciles. Esto te ayudará a poner nombre a como te sientes y a validar esos sentimientos. Un ejemplo sería: “me veo, sé que he tenido una noche de poco descanso y que hoy el día puede ser un poco estresante” o “me enfrento a una situación estos días que me despierta algunas inseguridades, todos las tenemos, es normal que te sientas inquieta y con dudas”. Cuando hacemos esto estamos practicando dos cosas: nos damos un momento para reconectar con nosotros y el momento presente al comienzo del día y al mismo tiempo estamos poniendo nombre y validando nuestras emociones. Nombrar nuestros sentimientos activa el hemisferio prefrontal izquierdo y nos ayuda a calmarlas y a ser más racionales.

  3. A continuación exprésate lo que tienes y todo lo que ya has conseguido, un ejemplo de esto sería “no olvides que a pesar de ello tienes una casa confortable, unas relaciones personales muy valiosas con xxxxx y también xxxxx , y de que en los últimos años has construido/aprendido/conseguido ya xxxxx”. Cuando ponemos esto en voz alta estamos de nuevo haciendo dos cosas muy útiles para nuestra salud mental: activamos al gratitud hacia nuestra vida y nosotros mismos y nos reconocemos y damos valor a nuestros logros. Debido al sesgo de negatividad tendemos a prestar atención a las emociones más difíciles y eso está bien, por ese motivo las hemos reconocido en el punto anterior. Pero realizar el punto 3 nos ayuda a compensar la balanza y tener una perspectiva más realista y esperanzadora.

  4. Por último, mirándote a los ojos, formula tus objetivos del día o como quieres afrontarlo y sin dejar de observarte “chócate los 5” en el espejo como diciendo “a por ello”. Cuando realizamos este gesto no solo nos estamos animando, gracias al propio movimiento de chocarnos los cinco nuestro cerebro segrega dopamina ya que es un gesto que desde niños tenemos asociados al ánimo y la motivación, tanto cuando alguien nos chocaba la mano como cuando lo hemos visto en deportistas de élite por ejemplo.

Si quieres profundizar más sobre eso te recomendamos el libro de The High Five de Mel Robbins y su podcast. En ellos explica muchos mas consejos y también como estudiaron el efecto de implementar este hábito durante un mes con una muestra de más de siete mil personas de 91 países diferentes. El resultado fue un aumento significativo de su bienestar subjetivo y por tanto salud mental.


Como ves es algo que aunque parezca sencillo tiene una importante ciencia detrás, no será el milagro definitivo para cuidar de tu salud mental o combatir la ansiedad, depresión, un duelo o ruptura. Pero desde luego será un ingrediente más.

Además con este ejercicio practicamos diariamente la conciencia del momento presente y la auto-amabilidad, dos factores que científicamente sabemos que contribuyen a recuperar tu equilibro emocional y niveles de energía.


Si necesitas ayuda no duden en contactarnos , estaremos encantadas en ayudarte a recuperar tu mejor yo mediante unas sesiones de terapia individuales y grupales.

Un abrazo , mucho ánimo y mucho optimismo para tu día,





15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page