top of page

Desbloqueando la Paz Interior: Un Ritual Matutino para la Salud Mental y Calma diaria




Hay una respuesta que se está convirtiendo en más y más recurrente cuando en cada charla o taller preguntamos , ¿qué es la salud mental?


Respuestas como “estar feliz” o “encontrarte bien contigo mismo” siguen siendo muy comunes, pero una de las que cada vez es pronunciada por más voces es la de “sentirte/estar en paz” o “sentirte en calma”.


No es sorprendente que en un mundo lleno de ruido, estimulación, estresores, ambiciones y estándares de comparación constantes que nos invitan a tener más “x”, ser más “y” o sentir mal culpa por la falta de “xy” la calma y la serenidad estén robándole protagonismo a la tan admirada felicidad.


Cuando queremos nutrir a nuestro cuerpo con una dieta más sana muchos expertos hablan de la importancia del desayuno con el fin de no disparar los niveles de glucosa desde la mañana o de la importancia de realizar algo de ejercicio por la mañana, ya que el resto del día tal vez sea más complicado encontrar un momento para ello.

Pero, ¿qué hay de nuestra salud mental y calma? ¿no sería también interesante que la primera gasolina que reciba el motor de tu cuerpo para afrontar el día fuese la de la calma y la serenidad?


Durante el día vendrán estresores, desde luego que vendrán, incluso aunque no estén en tu agenda, incluso aunque sean involuntarios. Nos encontraremos con información que pondrá en alerta nuestro estado nervioso mediante noticias, redes sociales, problemas imprevistos o las reacciones de otros seres humanos también estresados. Solemos decir que no podemos impedir que estos disparadores de la ansiedad vengan ni nuestra reacción más inmediata pero sí podemos regularla una vez que la hemos identificado.


Pero tal vez nos falta un paso previo, si sabemos que la ansiedad, estado de alarma, estrés… (llámalo como quieras) se activará durante el día ¿por qué no partir de una línea base con mayor calma y serenidad?


Además de los beneficios emocionales de comenzar el día con menor activación del sistema nervioso simpático, tambien disfrutaremos de beneficios cognitivos , es decir, de lo que pensamos y como interpretamos las cosas. Si desde el comienzo del día mi mente se enfoca en aquello que me crea ansiedad y me resta salud mental es muy probable que activemos lo que llamamos “sesgo de confirmación”, la tendencia que tiene nuestra mente a buscar información que verifique nuestra hipótesis y estímulos similares. Si el día no comienza cultivando la calma y la salud mental es mucho más probable que el resto de la jornada “sobre-identifiquemos” posibles peligros.


Si no comenzamos el día cultivando calma y salud mental, saldremos a nuestro nuevo día con unas gafas con las lentes más rayadas e incómodas en lugar de con unas de tono agradable que permitan una visión clara.


Pero , ¿cómo hacemos esto? Nada nos gustaría menos que crear otra obligación o exigente rutina que tengas que añadir a tu agenda. Aquí te dejamos unos pasos muy sencillos que no te llevarán más de 5 minutos cada mañana:


  1. Siéntate en un lugar tranquilo y con los ojos cerrados realizar 15 respiraciones profundas, contando 1 en la inhalación 2 en la exhalación y así hasta llegar a 30. Trata de observar como el aire recorre tus fosas nasales, garganta, como se eleva tu pecho, se inflama el abdomen y como con cada exhalación de vacías de estrés y ansiedad. Inhala calma, exhala miedos y preocupaciones para comenzar el día con una mente en calma.

  2. Gratitud matutina: piensa en 3 cosas por las que estés agradecido y que tengan relación con el día de hoy, por pequeñas que sean. Ponlas por escrito, esto hará que tu mente ya en calma sintonice con energía positiva. Las prácticas matutinas de gratitud han mostrado su eficacia científicamente mejorando tanto el estado de ánimo como la autoestima en quien las practica de manera constante.

  3. Estiramiento ligero: Conecta contigo durante un par de minutos, simplemente estirando espalda, piernas, brazos, cuello… estimulando así la circulación y el auto-cuidado y despertando a tu musculatura de manera amable para comenzar a caminar este nuevo día.

  4. Planificación relajada: el bombardeo constante de estimulación y estándares de comparación te hará ponerte mil objetivos y sentirte mal por no llegar a ellos. Recuerda que al final del día tu eres la única persona que o a disfrutado del día o lo ha sufrido. Date tan solo un par de últimos minutos para anotas tus únicas dos o tres prioridades diarias y trata de disfrutar del día sabiendo que mañana será otra oportunidad para otras tareas. Hoy céntrate solo en estas y en cuidar tu calma, bienestar y salud mental.

Si notas que tu estado de ánimo se encuentra decaído o que vives diariamente en estado de alerta será un placer para nosotras ayudarte con sesiones de psicoterapia en nuestro centro de Madrid o con terapia online. Pero entre tanto, te animamos que de forma curativa o preventiva incorpores estos cinco minutos a tu mañana porque como decíamos al principio de este post, la salud mental también es estar en paz y estar en calma. Elige salir a la calle con las gafas de la serenidad cada mañana.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Komentarze


bottom of page